Las barandillas flexibles, es la evolución de las barandillas metálicas que se venían instalando en las fábricas y empresas.

Este tipo de protecciones tiene dos enormes ventajas que la diferencian de cualquier otro sistema:

  1. Coste de mantenimiento: Aunque la inversión inicial es algo superior a corto plazo se rentabiliza este sistema de protección.
  2. Protección tanto de equipamiento como vehículos: Con una protección metálica proteges el equipamiento (una pared, una máquina…) pero el vehículo (carretilla, traspaleta, coche…) que efectúa el golpe queda dañado. Con las protecciones flexibles proteges tanto al equipamiento como al vehículo gracias a la deformación de la protección en el momento del impacto.

Las protecciones que comercializamos están compuesta por mezcla de polímeros, para los menos versados se puede decir que son de plástico flexible.

Dependiendo “contra qué” queramos proteger se eligen un tipo de protección u otra, más robusta o más liviana, en una zona de tránsito de carretillas pondremos una protección distinta que las que sólo pasen transpaletas. Os dejamos una galería con fotografías de los distintos tipos de protecciones.

Barandillas y barreras flexibles.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *